La búsqueda en la ciudad: ola estática con agua de lluvia en el arroyo “El Pescado”, Berisso

Surfistas de agua dulce, cazadores de olas lejos del mar


Sin sudestadas ni crecidas, esta vez, aprovechamos la gran bajante del río y las intensas lluvias que cayeron en la Región, que generaron un gran caudal de agua en los canales que desembocan en el Río de la Plata, para ir en búsqueda de una ola estática.

Después de un recorrido por la Costa, el arroyo con más potencia fue “El Pescado”, en Berisso. Gracias al dato aportado dos locales, Gerardo (surfista) y Mauro (kayakista), finalizada la jornada laboral del lunes, llegamos al point a fin de tarde.

Aun estudiando la forma de entrarle a la ola, probamos con un tablón, agarrados de un manillar que amarramos en el puente. Al no haber un banco de arena, barro o piedras que rompa con la planitud del fondo, no se arma una ola constante, con pared, que nos permita soltarnos del cabo.

Rodeados de campo y naturaleza, con algunos pescadores que miraban asombrados, le metimos tabla. En esta ocasión, estuvimos asegurados con leash, pero creemos necesario para la próxima sumar chaleco y casco: el fondo es dudoso y queremos estudiar la ola que se arma dentro del puente.

El lunes 4 de septiembre entró un sudeste, que a pesar que no estuvo en su máxima expresión, aprovechamos la ola que tiró el rebote de “La Parecita” en Punta Lara (Ensenada); este lunes 13 de septiembre, con la bajante más grande de los últimos tiempos (dejó cientos de barcos varados en los clubes náuticos de la Región), fuimos en búsqueda de una ola estática que se genera con el agua de lluvia.



Conoce más en: