Campamento de Surf

Un nuevo SurfTrip a Monte Pasubio, Quequén; esta vez en carpa. Gran fin de semana lleno de grandes momentos y buenas olas.


En una nueva expedición de Surf, viajamos a Monte Pasubio en búsqueda de la ola madre. Nos reunimos en el SurfShop de 119, acomodamos las tablas como un tetris dentro del colectivo, cargamos los bolsos y arrancamos para la costa.

El sábado bien temprano ya estábamos en Quequén. Con la primera luz del día, comenzamos a ubicarnos en Monte Pasubio: esta vez, llevamos adelante un campamento de surf. Antes de armar las carpas, obviamente fuimos a saludar al mar, que nos recibió bombeando una linda serie de olas, de poco tamaño pero con mucha prolijidad y recorrido.

Luego de desplegar el campamento en el bosquecito del complejo, a metros del Atlántico, comenzamos a preparar las tablas, mate de por medio. Sin embargo, lo que el pronóstico preveía se cumplió: se desató una fuerte tormenta. Las tablas se bautizaron con agua de lluvia antes de entrar al mar.

Hasta el mediodía, el temporal con tormenta eléctrica no cedió. A partir de entonces, el sol apareció en escena y el clima nos acompañó durante todo el fin de semana largo. Sin quedarse atrás, el mar estuvo esplendido, con condiciones de olas constantes para todos los niveles.

Además de las clases de surfing para principiantes, se hicieron metidas grupales con aquellos que tienen nivel medio y avanzado. Siempre, desde la orilla y también dentro del agua, los fotógrafos Nico Mortarini y Ale Tanevitch retrataron cada sesión.

Todas las noches, el quincho era el lugar de reunión: además de compartir la cena para recargar energías, la guitarra y la percusión ambientaban los encuentros. Luego, la música se trasladaba a la playa con el tradicional fogón.

Con el correr de los días, el tamaño de olas fue aumentando y el último día nos despedimos con ondas de gran nivel. Una vez más, vivimos un fin de semana a puro surf, compartiendo 3 días entre amigos del mar.



Conoce más en: