La sonrisa de Maian: Primer Campeonato Sudamericano de Surf Adaptado

La Ola Madre tuvo una representante de lujo en este gran evento inclusivo: el surf es para todos y todas.


Por Jonatan Millán

Primer Campeonato Sudamericano de Surf Adaptado. 9 y 10 de noviembre 2018. Mar del Plata, Argentina.

El día primero de noviembre en una charla telefónica con el Toni (Jonatan Duarte) me pregunta si podemos inscribir a Maian, su hija de 9 años y reconocida en la familia LOM por haber sido elegida como la mejor surfista del surftrip de semana santa en Quequén.

Previo a ese llamado con Toni, me estuve encargando de la gestión para participar como voluntario en este primer gran evento a realizarse en el Club Biología de MDQ. Contactando primero a Freddy Tórtora presidente de la Asociación de Surf Argentina (ASA) y luego a Lucas Rubiño, uno de los referentes a nivel nacional y latinoamericano, acordamos asistir a estas jornadas.

El Primer Campeonato de Surf Adaptado se desarrolló en dos días. El viernes 9 y 10 de noviembre de 2018. El viernes se desarrolló una clínica a cargo de representantes de la ASA, y entrenadores especializados en surf adaptado. Entre ellos se encontraban Lucas Rubiño, Fernando “Chiri” Elichiribehety y Juan Benito dando una charla informativa y explicativa sobre surf adaptado, sus prácticas, entrenamiento, seguridad y juzgamiento. Las personas presentes en esa charla fueron competidores de las distintas delegaciones que se hicieron presentes en el evento, entrenadores, voluntarios y acompañantes. El día sábado se desarrolló la competencia.

Una semana previa a este evento comienza la aventura de llevar a Maian a participar y seguir aprendiendo y creciendo en este deporte apasionante y abierto a todas las personas. Gracias a la colaboración que realizaron muchas personas e instituciones para solventar los gastos del viaje y a Agustín de La Ola Madre que puso a disposición todos los elementos necesarios para la práctica de surf: tablas, trajes, pitas, quillas lycra y muy buena energía, el jueves 8 partimos hacia el mar.

Este equipo, representante de la ciudad de La Plata y del Team LOM, fue recibido a otro integrante de esta gran familia, Andres Bernardi (Cito) en su hogar de Acantilados, ubicado al sur de MDQ y tierra de campeones de surf adaptado. Este anfitrión tenía preparado todo para un enérgico desayuno previo a la partida a la clínica al día siguiente.

Luego de un entretenido viaje, a la medianoche llegó la delegación de La Plata a Acantilados. El Team LOM estaba conformado por Maian Duarte, Jonatan Duarte su papá, Tobías Duarte hermano y Jonatan Millán, quien tuvo la posibilidad y agasajo de ser el entrenador de Maian. La alegría del encuentro se notó en las sonrisas y abrazos. Llegó la hora de descansar para comenzar temprano el viernes con todos los preparativos.

Viernes 6:30 am ya estaban todos desayunando, peinando a Maian con trenzas y cargando las tablas. A las 8:30 nos encontrábamos en el lugar del evento, el club Biología, Playa Grande. Allí dimos directamente con Lucas Rubiño quien nos invita a su carpa para descansar y dejar todo el equipamiento. En ese momento, mientras Maian jugaba con su padre en el agua, damos una mano para el armado de las tablas adaptadas para que las puedan usar los y las competidores. Momento de puro aprendizaje al ver por primera vez un soporte de caños de pvc para ir parados y sostenerse, una silla para las personas que no pueden caminar o moverse.

Alrededor de las 10 am comienza la clínica dentro del club. Exponen los entrenadores antes nombrados. Luego, a cambiarse para entrar al agua. El equipo de voluntarios fue organizado por el “Chiri” para delimitar el espacio de práctica dentro del mar y para asistir a competidores en la entrada y salida al agua. Muchas personas ingresan utilizando sillas anfibias adaptadas para transitar en la arena y con flotabilidad para poder ingresar al mar y ubicarse sobre sus tablas.

El inicio de la clínica fue el espacio donde aprendimos el significado del slogan de la Escuela Mar del Surf: fábrica de sonrisas, dirigida por Lucas Rubiño. La camaradería entre todas las eprsoans, voluntarios, deportistas, entrenadores, familiares, toda una fiesta del surf en las playas de biología. Desde la torre ubicada en el palco central del evento un locutor mencionaba los grupos que ingresaban al agua y al equipo de voluntarios para hacerse presente.

Transcurrió esa hermosa mañana de sol donde las olas también acompañaron para diversión de todos y todas las personas. Se pudieron ver las increíbles destrezas de surfistas con diferentes discapacidades y sirvió de entrenamiento para los y las deportistas de las delegaciones competirían al día siguiente en el Primer campeonato sudamericano de surf adaptado.

Pasado el mediodía se compartió un almuerzo dentro del club junto a todas las delegaciones. El menú fue una gran paella, haciendo honor a los frutos del mar que nos regala esta hermosa ciudad de la costa bonaerense.

Por la tarde continuó la clínica y la niña surfista platense, equipada con su traje y lycra de La Ola Madre, se sumó a las actividades junto a su padre y su entrenador. Juntos compartieron muchas olas y muchas más risas, el mejor método para aprender a surfear y sentír esa pasión que genera ser impulsada por la energía del mar parada sobre una tabla.

La tarde terminó entre risas, abrazos, emociones, sentimientos de mucha felicidad y satisfacción de estar haciendo lo que se ama y compartiendo en el mar celebrando la amistad. El regreso a la casa de Acantilados fue acompañado por una lluvia que permaneció amenazante durante la tarde y esperó a que finalice la jornada para bendecir la arena.

Por la noche el sueño tardó muy poco en hacerse presente gracias al cansancio de la pequeña surfista, quedándose dormida en una hamaca paraguaya donde estaba jugando luego de practicar yoga, jugar, guitarreadas y compartir la cena.

El día sábado por la mañana, luego de un energético y contundente desayuno, el anfitrión Cito puso a disposición su Van para trasladarnos rumbo al club Biología con pasajeros y tablas para presenciar la competencia. Allí se vivió una jornada de puro surf. Competidores y competidoras alentados por amigos, familiares y delegaciones de los diferentes países que representaban.

La pequeña surfista platense Maian disfrutó nuevamente del mar y las olas junto a unas amiguitas, hijas de uno de los competidores que estaban junto a su familia. Compartieron varias olas en una tabla de SUP conducida por Toni y Jonatan, llenando de sonrisas la tarde de nubes al ritmo de la música que sonaba en el evento y del locutor llamando a los competidores por categoría.

Fue así que pasaron los diferentes hits y se iban definiendo ronda a ronda los primeros campeones y campeonas sudamericanas de surf adaptado. Tuvimos el placer de compartir con Sebastián Ruiz Díaz, un acantiladense Campeón Sudamericano en la categoría AS4, el colombiano Freddy Marimón, el marplatense Matías Arendt, Pablo Martínez, y tantas otras compatidoras más de diferentes nacionalidades sudamericanas.

 

Al finalizar la competencia se realizó la entrega de premios en el club, pero la delegación platense decidió seguir disfrutando un poco más de las olas. Jonatan se acercó para presenciar algunas premiaciones como cierre de esos dos días increíbles y  poder saludar a las personas con quienes había entablado mayor relación, como el campeón Sebastián Ruiz Díaz, Lucas Rubiño, Chiri, Freddy Tórtora y muchas otras personas más.

Como dato anecdotario de la vuelta, los platenses se trajeron además de lo que llevaron, una tabla de SUP de un amigo de La ola madre que sufrió el incendio de su auto, resultando él y su tabla ilesas. Porque el surf tiene esas cosas, de repente estás en el mar tomando mates y mirando como entra la serie, remando para pasar la rompiente, descansado sentado en la tabla mirando el horizonte esperando tu ola. Pero también está el compartir, generar vínculos de amistad, hermanados, siempre dispuestos a dar una mano a quién lo necesite, porque tal vez en una le toque a uno mismo/a.

Como dice nuestro gran amigo Agustín Mauad, “el surf se trata de eso, lo demás son detalles”.

El domingo por la mañana muy temprano Toni y Jonatan van a chequear el estado del mar a los acantilados, mate y termo en mano. El clima no acompañaba en esta oportunidad, el viento y la marea alta generaban olas grandes y desparejas, imposible para entrar. Tomaron la acertada decisión de salir al medio día para estar temprano en la ciudad de las diagonales.

Y asi volvió la comitiva platense luego de saludar con abrazos al anfitrión que ofreció su casa para alojarlos, a Andy, otro amigo de la banda que se denomina Noleash,  y llenos de agradecimiento. Agradecimientos a todas esas personas que sumaron su granito de arena para que todo eso sucediera, a Agustín por poner a disposición todo lo que se necesitaba, a Cito por alojarnos y trasladarnos, a Tere u Juli, quienes diseñaron un flyer para difundir el viaje, a la familia de Maian, a Maian, a todas las personas que trabajaron y dedicaron mucha energía para que ese evento se llevara a cabo, a todos y todas competidores nacionales y de las delegaciones de Chile, Perú,, Colombia, Ecuador, Brasil, Uruguay y todas las personas que se hicieron presente. Agradecimientos gigantes a Lucas Rubiño y Fernando Chiri Elichiribehety, dos personas gigantes que aman lo que hacen.

Cada kilómetro que avanzaban, entre mate y mate brotaban las carcajadas y demostraciones de felicidad por lo que había pasado, participar del Primer campeonato sudamericano de surf adaptado. Sobre todas las cosas, quedarnos con el alma satisfecha y el corazón tan grande que no entraba en el pecho de todos quienes pudieron sentir y compartir “La sonrisa de Maian”.



Conoce más en: